40 y uno

 

IMG_2663

 

No hay ninguna duda acerca del lugar que ocupa la Zona Franca en nuestra vida cotidiana. Forma parte de nuestra identidad, tal como lo fue el salitre. Pero más allá de sus aportes a la actividad económica, que es indiscutible por lo demás, su inserción en la comunidad es ejemplar. Otras empresas debieran imitar esa estrategia de vincularse con los sectores populares que precisan de una mano para revitalizar sus prácticas, aumentar su bienestar, seguridad y de paso recuperar sus canchas y plazas.

La relación Zofri y barrio, en este caso con la plaza Arica debe ser modelo a seguir. El año 2015 tímidamente y con muchas esperanzas iniciamos un convenio de colaboración en aras de revitalizar un deporte que tanto contribuyó a que Iquique fuera tierra de campeones. Hablamos del básquetbol y de sus series menores. Recordamos como en la década de los 40 a los 50, el baloncesto iquiqueño alcanzó renombre internacional. Dos veces campeones de Chile, el 41 y el 42, y siete iquiqueños en las Olimpiadas de Londres en el 1948 y tres seleccionados en el mundial de Buenos Aires de los años 50. Detrás de estos deportistas clubes de barrios como La Cruz, Jorge V, La Academia, Unión Morro, Rápido, Norteamérica, Chung Wha. Los tres primeros en actividad luchando como David contra la indiferencia llamada Goliat.

La alianza entre Zofri y La Cruz pretende en el largo plazo avanzar hacia allá. En el corto plazo dar cobertura a 200 niños y niñas que con sus padres llenan la cancha de la plaza Arica. Y de paso actualizan esa condición de barrio de basquetbolistas por el que se le conoció por mucho tiempo. Zofri cumplió 41 años, La Cruz cumplirá 93 años el mes que viene, y esperamos que este vínculo cumpla muchos años más. La sonrisa de un niño o de una niña, impecablemente bien vestido con los colores de sus clubes, nos hacen creer que aún es posible una ciudad de deportistas. Estamos agradecidos de Zofri, como también de otros anónimos colaboradores. Responsabilidad social es la palabra. A seguir con el ejemplo.

Publicado en La Estrella de Iquique, el 21 de agosto de 2016.

Facebooktwittermail