Balcón pampino

IMG_1936

La autora del libro “Crepúsculo en un balcón. Ingleses y la pampa salitrera”, Biddy Forstall Comber, empieza su libro de 427 páginas y abundantes fotografías, con una declaración de principios de identidad. Afirma que no es gringa, es pampina. Y luego, con humildad nos pide paciencia al leer estas memorias gringas acerca del Norte Grande.

Interesante resulta conocer la vida pampina desde la perspectiva de los británicos que desde lejos, muy lejos, llegaron a habitar estas tierra y mares. Una especie de reverso de una moneda cuyo anverso, el lado nacional, estamos más familiarizado. Peña Chica, Lagunas y otras Oficinas adquieren, gracias a la pluma de Forstall, una vida propia que casi resulta épica, sobre todo si la comparamos con lo que hoy existe: nada o casi nada. Balcones, piscinas, canchas de criquett, carrera de caballo, golf,tenis, polo y bridge constituyen los pasatiempos más frecuentes de la gringada en este desierto. Muy poco sobre el fútbol y el boxeo, a pesar de ser inventos europeos. Los Robledos, aliancinos jugaron por el Newcastle y fueron campeones de la liga inglesa el año 1952. La iglesia Anglicana y la masonería, resumen su vida espiritual.

Describe con prolijidad la vida cotidiana de estos hombres y mujeres. Los viajes a caballos, ferrocarril y luego en auto por las diversas Oficinas y pueblos. Los aperitivos con limón de Pica, las comidas en Cavancha, en el club de botes, en los domicilios de la calle Orella o Baquedano constituyen los ejes de una sociabilidad, no hermética, pero con claras fonteras étnicas.

 

No esquiva en estas memorias los hechos de la Santa María como tampoco los de la Coruña. ¿Habrán sido tan crueles los gringos? se pregunta más de una vez. Cada vez más se hace necesario valorar el género de la memoria. Urge eso si, una lectura inquieta para de ese modo extraer conclusiones. Con todo celebro la aparición de este libro. Otro más para la extensa biblioteca local. Libro escrito además con amor. No hay duda que Biddy es pampina y que el libro se lee como quien se toma un brebaje con limón de Pica.

Publicado en La Estrella de Iquique, el 15 de febrero de 2015, página 16

Facebooktwittermail