Gitanos

soc religiosa gitanos de santa rosa 50 años

 

 

Cumplieron 50 años los Gitanos de Santa Rosa de la población Caupolicán. Han crecido a la par que la población que en los años 60 empezó a poblarse producto de la crisis de las salitreras y de la incipiente empresa pesquera. Este baile religioso, fiel a la estética de la época, adopta para sus mudanzas y trajes, los colores y movimiento de este grupo étnico que se desplaza por el mundo, y que fueran perseguidos durante el régimen nazi, y que en invierno suelen armar sus carpas en la ciudad.

La historia de este baile religioso, al igual que las de otros, está marcado por la fe en la virgen del Carmen. La Tirana constituye el centro de su devoción. En su medio siglo de vida, los gitanos han recibido un excelente regalo. Gracias a la sensibilidad musical de Cristian Sanhueza y de su equipo han grabado un Cd con sus temas. Once saltos y un himno constituyen las piezas de este material cuidadosamente editado. Contiene además un pequeño librito que narra la historia de los gitanos de la Caupolicán.

Este material discográfico constituye un rico material para apreciar la diversidad sonora y musical de la fiesta de La Tirana, toda vez que sirve para entender las diferencias entre un baile y otro. Los que saben dicen: “Ese es el sonido de Palapa” aludiendo al gran músico radicado en Arica.

En tiempos de patrimonio y de globalización, con encuentros y desencuentros entre uno y otro, esta obra de Sanhueza viene a reafirmar una tendencia que viene de antes, cual es la de valorar nuestro rico patrimonio, en este caso musical, que habita en el Norte Grande. Un vinilo, de los años setenta, marcaba esta tendencia tratando de dar cuenta de la musicalidad de La Tirana. Hoy, con esta obra de los gitanos, bien se podría continuar con otros bailes poseedores también de una inmensa riqueza musical. Lavín, Garrido, Loyola, y tantos otros, como Carrión, Cruz, Guerra, Veas/Miranda, Flores, abrieron un camino que los jóvenes investigadores como Sanhueza, han tomado como relevo para seguir profundizando en este paisaje tan colorido como musical, como lo es La Tirana, San Lorenzo, Las Peñas y Ayquina.

 

Publicado en La Estrella de Iquique, el 11 de octubre de 2015, página 15

Facebooktwittermail