Huara y Caleta Buena

Visitamos una vez más Huara. Por sus calles aun resuenan los ecos del pasado salitrero en la que la mezcla del  auge y la crisis se dan la mano. La crisis de los 30 y de años anteriores, los incendios, las pestes, están marcada en la memoria de sus habitantes más longevos. Doña Mariquita, tiene su memoria como bandoneón. Va del presente al pasado pasando por notas altas y agudas. Nació en la oficina Ramírez, el lugar donde se produjo la primera matanza obrera el año 1891. Recuerda las películas tanto mudas como sonoras que se exhibían en el teatro de Huara. Se le iluminan sus ojos cuando habla de Errol Flynn, el actor que “inauguró” en Huara, el cine sonoro.

Huara parece dormir todo el día la siesta. Pero detrás de esa calma la gente, a un ritmo que extrañamos y deseamos, hace sus cosas. Nos interesa comowww.tarapacaenelmundo.cl registrar la memoria y la dinámica de su patrimonio. En este caso el salitrero. El cementerio como siempre nos habla y nos cuenta del pasado. Aun se notan las huellas del terremoto. La iglesia y la farmacia, cada cual y a su modo nos hablan de Huara como metrópoli del salitre. Pero hay más voces, más susurros.

Regresamos por el camino de tierra rumbo al Alto Caleta Buena. La pampa desnuda y bella. Imaginamos como se movían hombres y mujeres de oficina en oficina. De La Valparaíso a Primitiva. El sol no te da descanso, el frío tampoco. ¿Cuántos empampados y empampadas? Nada queda de la línea férrea que permitió movilizar y conectar a tanta gente. No hay nada que nos diga donde estamos y menos que nombre tiene esa u otra oficina. En el Alto Caleta Buena otro cementerio que indica que hubo vida. Abajo, nació el guapo Arturo Godoy. Un inmenso tamarugo viejo y encorvado resiste. Un par de animitas olvidadas. Lo que viene luego no es para contarlo. Al entrar a Alto Hospicio nos reciben basurales clandestinos. Cientos de jotes elevan sus alas ante nuestro paso. La realidad se nos impone una vez más. El vuelo de los jotes clausura la nostalgia.

Publicado en La Estrella de Iquique, el 14 de mayo de 2017, página 15

Haz clic aquí para Responder o para Reenviar

 

Facebooktwittermail