Mar nuestra

img188

 

 

El vecino iquiqueño Juan Esteban Muñoz, ha cumplido con una de sus promesas. Ha publicado su libro de crónicas que tienen como territorio, la mar. En sus más de doscientas páginas, el olor a huiro, la presencia de la albacora, la rapidez de los pejerreyes, y sobre todo los sueños de los pescadores, del Colorado, El Morro y Cavancha, colman este libro que nos recuerda que buena parte de nuestra identidad se construye a orillas del mar, o de la mar, como decían antes los viejos y los poetas.

 

La crónica que halla su lugar de nacimiento en la prensa, y que ha sido cultivado por lo general, por hombres, y en Iquique por extraordinarias plumas como la de Osvaldo Guerra, por ejemplo, es el género que a Muñoz, mejor le acomoda. A través de relatos breves, construyen retazos de la vida cotidiana de los pescadores que montados en sus faluchos salen en busca de la generosa, y a veces, esquiva, albacora. Nos recuerda que en la década de los años 40, el mar iquiqueño era generoso con ese pez altivo. Los gringos se alojaban en el hotel Prat, y desde allí organizaban la captura de este pes mitológico y real a la vez. Nos habla de un croata que con un peñazco capturó a un pez espada. Por cierto que la pluma de Muñoz se alimenta del tintero de la nostalgia. Y no puede ser de otro modo, entre líneas, el lector atento, puede construir la ciudad que con sus barrios, componían un Iquique, más sereno, pobre, pero nunca tan desigual como el de hoy, y con un manejo del manual de Carreño, impecable.

 

La literatura local no ha sido muy generosa con el mar. Le debemos a Salvador Reyes, Pedro Bravo Elizondo, Juan van Kessel, Juvenal Ayala, entre otros, a las canciones de Montcerrat Rivera, que hayan visibilizado esta inmensa presencia. Muñoz nos trae a la mesa de la buena lectura, peces como el atún, tiburones, jureles y cabinzas, y sobre todo los sueños de los viejos pescadores de nuestras caletas que luchan con tiburores, esos que Rubén Blades tan bien describe en la canción del mismo nombre, y que Vicentico nos las recordó en el festival de Viña.

 

Publicado en La Estrella de Iquique, el 8 de marzo de 2015, página 16

Facebooktwittermail