Personajes

Todos los ciclos económicos que ha tenido la región, desde el guano hasta la Zofri, han creado sus personajes. Hombres o mujeres que rompían la norma, ya sea por su forma de hablar o de vestirse. O ambas. En el ciclo del guano el chino Wong, ensimismado y solitario como ningún otro, quedó en la historia de Pabellón de Pica por haber desaparecido, sin dejar huellas, de un día para otro.

El salitre produjo cientos. Ya sea por su fuerza o maldad, o bien por su carácter indomable. Bandoleros, deportistas, bebedores que desafíaban al desierto, y que por osadía, muchos de ellos, se lo tragó la pampa. Se empaparon como Riquelme, el padre del Negro, el férreo defensa de Maestranza.

Las pesqueras no quedaron inmune a estos personajes que muchos de ellos cambiaron la pampa por el mar. Patrones de pesca que se adueñaron de la noche, cocineros versátiles, pangueros. Trabajadores que hicieron de la canción “Amigo tripulante” de Carlos “Sentimiento” Avalos su segundo himno, sino el primero.

Pero están los otros. Personajes que se salían del cuadro de la foto oficial. Hombres o mujeres que parecían desteñir los colores estandarizado del paisaje local. Iquique sin estos personajes muy bien poetizados por Juvenal Ayala, no se puede entender. Murieron sin nombre y no sabemos donde están sus restos.  Recuerdo, y hay muchos más y por favor no pongan el “te faltó”, a nuestra Rafaella Carrá que paseaba su loca hermosura por las calles que antes nos eran más familiares. Se vestía con escandalosa inocencia. Sonreía y nos saludaba como dándonos su bendición.

El otro, Camilo  tenía su identidad que luego le fuera arrebatada por el millonario de los dientes blancos. No era el Farkas iquiqueño, era simplemente Camilo. Su oficina de la calle Bolívar la empapeló con sus querellas. Vendió su moto y de la noche a la mañana se quedó solo. La elegancia, lentamente lo abandonó. Era, en cierto modo, la reencarmación del Che Carlos. Siempre alegre, sonreía con sus dientes del color que a todos nos corresponde. Iquique como una gran novela produjo grandes personajes.

Publicado en La Estrella de Iquique, el 19 de noviembre de 2017, página 25.

Facebooktwittermail