Reina del Tamarugal

Hace rato que Manuel Veas Rodriguez está en nuestra historia. Junto a Toño Miranda y bajo la formula Calichal doblegaron al monstruo de Viña del Mar en el año 1985. No olvidemos años duros. Recordemos que las canciones remiten a contextos políticos y culturales. Escuchar una canción no es un acto neutral ni mucho menos. Escuchar es interpretar.

Veas y Miranda hicieron una canción/monumento que cada 15 de julio cantan 200 mil personas, en el pueblo de La Tirana. Canción esencialmente mariana y local: “Tirana que hace llorar y a todo un pueblo cantar”.

Calichal desafió en ese festival a la puesta en escena hegemónica de una idea de nación que miraba con sospecha al Norte Grande. El Ministro de Agricultura de la época dijo: “En Chile no hay indígenas somos todos chilenos”, detrás de esa frase se escondía un sentido de la uniformidad cultural blanca. En esa etiqueta los nortinos no cabemos.

Vestidos de morenos, chunchos y cuyacas, Calichal, hizo bailar y cantar a ese monstruo que terminó arrodillado ante nuestra China. La Tirana a través de esa canción reclamaba su origen local, la nombraba reina del Tamarugal y sus fieles de rostros morenos danzaban y cantaba. Era el año 1985 y el país empezaba a despertar. Con este tema, La Tirana, se universaliza un poco más. El Chile huaso dicho lo anterior en tono cariñoso, se entera que en el Norte Grande la fe, convive con la fiesta y la feria.

La Reina del Tamarugal se alojó en nuestro imaginario para quedarse para siempre. Es nuestra postal y tarjeta de presentación. Se canta y baila donde haya ocasión, bautizos, matrimonios, despedida de soltero, aniversarios, etc.

Esta canción monumento como toda buena canción si bien tiene la firma de sus autores, Veas y Miranda, y ellos los saben muy bien, nos pertenece a todos, tal como el himno a Iquique, la Cantata Santa María, Canto a la pampa, No llores por amor, Rocío de la pampa, A mi puerto, la Cueca del Tani, la tonada a Arturo Godoy, No has estado en Cavancha y tantas otras.

Publicado en La Estrella de Iquique, el 6 de agosto de 2018, página 13

Facebooktwittermail